- LIBERAMOS LA CREATIVIDAD -
PERIÓDICO LA CHÈVRE
El éxito detrás de una campaña de crowdfunding

 

Antes de presentar un proyecto en La Chèvre, es importante tener en cuenta que es algo que requiere planeación. Una campaña de crowdfunding, dada la naturaleza del medio y del proceso, requiere de un trabajo exhaustivo en las redes sociales (Twitter, Facebook, principalmente, y blogs, si lo tienen), en la historia detrás del proyecto y en la interacción con los posbiles colaboradores. En pocas palabras, quien presenta un proyecto (en cualquier plataforma de crowdfunding) debe saber que se ha convertido en un pequeño emprendedor (en próximas ediciones hablaremos de cómo la cultura debe identificarse con el emprendimiento).

 

Para el trabajo en las redes sociales sugerimos, específicamente, varias cuentas de Twitter que estén asociadas al proyecto (la del creador, de amigos del creador y del proyecto), y tratar de compartir contenidos diferentes (relacionados con el proyecto) a través de cada una.

 

Por el lado de Facebook, sugerimos tener una página del proyecto y compartir contenido interesante, atractivo y que complemente lo que se presenta a través de Twitter y de La Chèvre. El propósito de este movimiento constante en las redes es el de atraer medios digitales y blogs que se puedan interesar en el proyecto. No está de más decir que el creador del proyecto debe haber reconocido el público al que le quiere dirigir la información que transmita en las redes. Usualmente, es mucho más productivo dirigirse a medios especializados en el tema del proyecto y no hablar siempre a un público indiferenciado.

 

Es importante estar al tanto de la relevancia de las redes en este tipo de campañas. De acuerdo a estudios acerca del crowdfunding, para un proyecto que busca entre 5 a 10 millones de pesos la probabilidad de que la campaña tenga éxito aumenta de un 20% a un 40% si se tienen más de 1000 amigos en Facebook. La cantidad de amigos es relevante siempre y cuando se comparta información de la campaña de un modo interactivo y cooperativo.

 

Cada una de estas herramientas tienen un propósito muy claro: interactuar con los posibles colaboradores. Aunque la campaña debe empezar por medio de aportantes cercanos (amigos, familiares, conocidos y demás), el éxito de una campaña está en atraer a toda la comunidad cercana al proyecto. Para hacerlo, el creador debe aprender a compartir contenido y a crear una relación un poco más estrecha con quienes puedar aportar. Hay comunidades especializadas en muchas partes y cuando hay un proyecto con un valor social, artístico o, simplemente, con cosas muy chéveres, es muy probable que estén dispuestan a ayudar.


                                                                         

 

 

 

Infographic - Crowdfunding

 


LIBERAMOS LA CREATIVIDAD
© 2012. La Chèvre. Todos los derechos reservados.
Términos & condiciones | FAQ’s | Contacto
CATEGORÍAS