- LIBERAMOS LA CREATIVIDAD -
PERIÓDICO LA CHÈVRE
Sin título

 

Por Nicolás Cuervo (Facebook)

 

Asediado por un repentino ímpetu mercantilista, me lancé a un estudio profundo para encontrar el camino correcto del éxito comercial y volverme por fin un empresario. El primer paso fue un análisis económico para identificar el foco de acción.

 

Luego de un rato, no tenía ninguna idea. No sabía qué vender.

 

Decidí comenzar por el final; como los desenlaces de cuentos que surgen providencialmente y se desprende de allí todo lo anterior (método inverso de creación). Así que empecé a pensar cuál podría ser el nombre que encabezaría un enorme letrero, con el que llenaría una doble página a todo color en las más importantes publicaciones del país, y con el que compondría una pegajosa canción de jingle para inyectarla en las cabezas de miles de radioescuchas. Necesitaba un nombre.

 

Quise hacer un estudio de tendencias para evaluar las líneas de competencia, y empecé una diligente investigación mirando los nombres de los establecimientos comerciales que me circundan día a día en la ciudad. Un interesante descubrimiento se revelaba ante mis ojos. Se encuentra junto a mi casa, un nuevo restaurante de sándwiches llamado “La Sanduchería” novedoso nombre, un establecimiento comercial que dedica su total empeño a vender sánduches. ¿Cómo más podría llamarse? La Sanduchería. Caminando días después por una importante avenida bogotana, encontré “La Ropería” y el mismo pensar me invadió. ¡Ingenioso! Un lugar que vende ropa. Está más que claro, ¡La Ropería!

 

 

La Ropería

 

 

Paréntesis del autor: El artículo definido se emplea para referirse a un elemento particular dentro del total de su clase, de modo que “La” panadería, es una panadería selecta, especial, y no cualquier panadería del montón, como se entendería si se titulase “una” panadería. Cierra paréntesis.

 

¡Fabuloso invento! ¡Magistral manera de nombrar! ¡Creatividad sui géneris! Del mismo modo, fueron surgiendo un sinnúmero de establecimientos que se proliferan como larvas por la ciudad. Una novedosa tienda de cervezas decidió titular “La birrería”, y a pocas cuadras de distancia, como pretendiendo hacer un complemento deslumbrante, ubicaron “La bifería”. A la ferretería de don Germán, le quitaron hace unos días su cartel de latón y le pusieron un bonito banner con letras brillantes: “La Ferretería”, un reconocido hamburgueseadero se llama “La Hamburguesería” y una amiga cercana inauguró “La Piggería” un negocio que vende marranitos de arcilla pintados a mano, “La sombrerería” “La repostería” y “La zapatería” no se hicieron esperar. Todas empresas con nombres renovadores y refrescantes, cada uno más novedoso que el anterior, cada uno con una sorpresa inesperada que deja boquiabierto y con ganas de comprar y comprar.

 

El fenómeno se extiende a otros lugares del mundo y los prodigiosos nombres sobrepasan las fronteras de nuestra tierra de ingenio y creatividad: “La Peluquería” de Bogotá, tiene homónimo en San Luis Potosí, “La Juguetería” existe también en Guadalajara y Mar del Plata, “La Cositería” repite nombre en Ecuador, “La Juguería” de nuestra calle 85, se replica en México D.F y “La Prendería” de Manizales está duplicada en Zaragoza y Buenos Aires. La innovación está de moda y estos nombres geniales están a la orden del día. Fue en ese punto de la investigación donde se iluminó el sendero y descubrí mi verdadero camino empresarial.

 

 

EL Cartel Principal

 

 

Inauguro en pocos días mi negocio propio, tengo ya preparados algunos productos impresionantes que rompen con todos los esquemas: “La vidriería”, “La carnicería” y “La Cerrajería” serán mis primeras obras solemnes a la venta. Un letrero grande está en proceso de impresión y saldremos con campaña de expectativa para televisión: Un tipo gordo y sonriente dice mirando a cámara “¿Quieres un cambio refrescante para tu negocio?” (Sonido láser y destello en pantalla que arroja un letrero fluorescente en mayúsculas) “LA NOMBRERÍA”.

 

Con los primeros ingresos de caja, contrataré un sabio que me ayude a concebir una impactante estrategia de mercadeo.

 

 

 


LIBERAMOS LA CREATIVIDAD
© 2012. La Chèvre. Todos los derechos reservados.
Términos & condiciones | FAQ’s | Contacto
CATEGORÍAS