- LIBERAMOS LA CREATIVIDAD -
PERIÓDICO LA CHÈVRE
¿Qué puede traer el crowdfunding a Latinoamérica?

 

De acuerdo a la información en el Crowdfunding Industry Report publicado en mayo del 2012 y directorio de Consumo Colaborativo, Sur América (excluyendo a Brasil) tiene menos de diez plataformas de crowdfunding, la mayoría ubicadas en Argentina. Pese a esto, al estar involucrado en esta industria emergente, puedo afirmar que eso cambiará drásticamente en los próximos meses.

 

La creciente popularidad del crowdfunding ha llamado la atención de jóvenes emprendedores que están interesados en proyectos sociales, culturales, tecnológicos y creativos. Sólo en Colombia, cuatro nuevas plataformas se lanzarán durante el 2013.

 

Viendo que el próximo año será relativamente grande para el desarrollo del crowdfunding en Sur América, parece importante analizar brevemente cómo estos países se verán beneficiados de él.

 

Brecha socioeconómica y tecnológica

 

Pese a que Sur América ha mejorado tanto económica como tecnológicamente, con ciudades como Bogotá y Medellín compitiendo –en términos de innovación- con Nueva York y Tel Aviv, todavía falta mucho por hacer sobre la falta de acceso de las personas a nuevas tecnologías. En años recientes, programas del gobierno han incentivado el uso de nuevas tecnologías y ha apoyado financieramente al surgimiento de startups innovadores. A pesar de estas iniciativas, la penetración del Internet es preocupante. Además, las regiones que sí tienen acceso adecuado a internet carecen de incentivos para involucrarse con las herramientas y tecnologías que el Internet provee.

 

En este sentido, las plataformas de crowdfunding parecen una buena forma de impulsar el progreso. Ellas encapsulan la comunidad cooperativa, la financiación alternativa, el uso productivo de las redes sociales y, lo más importante, el incentivo a proyectos creativos e innovadores. Claramente, el surgimiento de las plataformas de crowdfunding no solucionará mágicamente la brecha tecnológica, ya que involucra inversión gubernamental y programas educativos extensivos. Pero mientras más y más proyectos lleguen de diversos territorios, es probable que ayuden a proliferar algunas prácticas relacionada de nuevos medios y redes.


Mejorando costos, métodos y leyes relacionadas a pagos por Internet

 

Uno de los problemas más grandes para el crowdfunding en Sur América son los pagos por Internet. Hay un puñado de compañías que operan en este espacio, pero ellas no tienen los mismos estándares que las compañías estadounidenses. En algunos casos, ellas incluso –sin saberlo- inhiben algunas prácticas. Con el crecimiento de las plataformas de crowdfunding en el 2013, esperamos que dos cosas pasen.

 

 

La primera es el incentivo a usar pagos por Internet, algo a lo todavía nos estamos acostumbrando en Sur América (pese a las garantías que las compañías proveen). También esperamos que el crowdfunding llame la atención de entidades financieras para que se mejoren las leyes y metodologías de los pagos.

 

Para dar un ejemplo del estado de los pagos por Internet en Sur América, miremos de cerca la situación en Colombia. Para un emprendedor, hay, esencialmente, cuatro opciones populares y seguras para manejar los pagos en su sitio. Estas opciones funcionan perfectamente para un sitio normal de e-commerce. Ya que las leyes colombianas obligan un cobro por cada reembolso, ello imposibilita (o hace muy difícil) el uso del modelo de crowdfunding de “todo o nada”. Esta fue una de las razones por las cuales Ideame (la plataforma de crowdfunding más grande de Latinoamérica) añadió el modelo “todo suma” al actual “todo o nada”.

 

Como mencioné, los pagos por Internet no son tan comunes para los colombianos como para norteamericanos o europeos. Así, los pago, creemos, deben ser pensados como en un estado “transicional”. Como yo lo veo, la complejidad del sistema de pagos en el crowdfunding puede ayudar a avances logísticos y legales.

 

Fortaleciendo una comunidad cooperativa, innovadora y productiva

 

Sí, hay algunas desventajas técnicas y culturales que pueden hacer del proceso de crowdfunding un poco más difícil en Latinoamérica. Pero también esa es la belleza del potencial del crowdfunding en la región. Debe superar pequeños obstáculos y cuando lo haga, puede ayudar a impulsar nuestra cultura hacia una relación más productiva y cooperativa con redes extendidas. Hemos visto que la región ya se dirige en esta dirección. En los últimos años, ha habido una urgencia dentro de los emprendedores para trabajar colaborativamente. Aunque las iniciativas han sido pequeñas y no han incluido a toda la población, ellas han funcionado muy bien.

 

Yo, como emprendedor y colaborador, tengo esperanza en lo que las plataformas de crowdfunding –y sus derivados- pueden traer a Sur América. Puede parecer que hemos llegado tarde a la fiesta, pero todo debe ocurrir a su ritmo. Seguramente, cuando el crowdfunding explote en la región, traerá acercamientos nuevos, innovadores y recursivos a la industria.

 

 

 

 


LIBERAMOS LA CREATIVIDAD
© 2012. La Chèvre. Todos los derechos reservados.
Términos & condiciones | FAQ’s | Contacto
CATEGORÍAS