- LIBERAMOS LA CREATIVIDAD -
PERIÓDICO LA CHÈVRE
Burning Man: Black Rock, la ciudad deseada

 

Por María Angélica Torres

 

Black Rock es la ciudad añorada por cualquier hombre que ha sufrido las caóticas metrópolis aburridas y llenas de basura.

 

En este festival, el “ciudadano” podrá salir de la rutina, cambiando buses por carritos de golf o colectivos disfrazados de barcos piratas, discotecas o dragones, y viejos postes por farolas humanas que lo acompañarán en su recorrido. Por otro lado, es una urbe completamente libre de basura, publicidad y dinero. Un Woodstock adelantado en años. Hippies y sonidos electrónicos se apoderan del Burning Man. Una ciudad de 7 días construida en medio del desierto Black Rock de Nevada por los mismos participantes del festival. Un Sodoma y Gomorra lleno de libertad y autosuficiencia.

 

Aproximadamente 600.000 artistas llegan en busca de alguna beca en medio del desierto, creando animaciones psicodélicas, piezas llenas de creatividad e ingenio. Casi un espejismo entre arenas. También, la música, las esculturas, las luces, el fuego y el baile se hacen uno y forman una sola expresión de arte.

 

 

 

 

Este año, dos diseñadores, Joshua Harker y Bart Kresea, crearon un cráneo de 9 metros que iluminará el festival, conmemorando el día de los muertos. La unión de dos culturas en un solo lugar hará del Burning Man una transición entre el arte y lo espiritual.

 

 

Nota Burning Man3

 


LIBERAMOS LA CREATIVIDAD
© 2012. La Chèvre. Todos los derechos reservados.
Términos & condiciones | FAQ’s | Contacto
CATEGORÍAS